Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Cómo Utilizar Vinagre para Limpiar tu Lavavajillas

Cómo Utilizar Vinagre para Limpiar tu Lavavajillas

Última actualización el mayo 14, 2024

Cómo Utilizar Vinagre para Limpiar tu Lavavajillas

El vinagre es un aliado poderoso en la limpieza de tu lavavajillas, gracias a sus propiedades desinfectantes y descalcificadoras. Es una solución natural y económica que puede hacer maravillas para mantener tu aparato en óptimas condiciones.

Comienza por preparar tu lavavajillas para la limpieza con vinagre. Asegúrate de que esté completamente vacío y quita cualquier pieza que se pueda lavar por separado, como los aspersores y filtros. Esto te permitirá alcanzar todas las partes internas sin obstáculos.

Coloca una taza de vinagre blanco en el estante superior y ejecuta un ciclo completo a la máxima temperatura. No es necesario usar detergente en este ciclo. El vinagre circulará por todo el sistema, limpiando y desinfectando eficazmente las tuberías y rociadores del lavavajillas.

Después del ciclo con vinagre, inspecciona el interior en busca de depósitos de cal o jabón. Si encuentras áreas que todavía parecen sucias o con acumulación, prepara una pasta de bicarbonato de sodio y agua y aplícala directamente sobre estas zonas. Deja actuar la pasta durante al menos 15 minutos antes de frotar suavemente con un cepillo.

Finaliza secando el interior con un trapo limpio y seco. Esto no solo ayudará a remover cualquier residuo que haya quedado, sino que también previene la formación de manchas de agua que podrían dar un aspecto no deseado a tu lavavajillas.

Con estos pasos, tu lavavajillas no solo estará limpio, sino que también será un ambiente seguro y sanitario para lavar tu vajilla.